April 17th, 2008

Bioplastía, la cirugía sin cortes.

 

La Bioplastía es una operación no quirúrgica, es decir, sin cortes y por tanto sin cicatrices,
que puede ser aplicada tanto al rostro como al cuerpo.

Esta técnica consiste en insertar mediante el uso de microcanulas o agujas de punta redonda que no dañan los tejidos
ni vasos sanguíneos, unas sustancias de origen orgánico llamdas PPMA (microesferas de polimetilmetacrilato) que al
ser compatibles con nuestro organismo no producen ni alergía ni rechazo. Esta sustancia ayuda a regenerar el colágeno de la persona.

Mediante la Bioplastía es posible eliminar los rasgos del envejecimiento, tales como surcos o arrugas,
corregir ciertas facciones del rostro, definir el contorno de la mandíbula, dar mayor volumen a los labios y pómulos,
enmendar desviaciones del tabique nasal así como aumentar y dar volumen a gluteos y piernas.

Las ventajas de la Bioplastía frente a la cirujía plástica convencional es que la primera no requiere hospitalización,
ya que durante la intervención se aplica anestesia local y la paciente podrá regresar a casa
tras la operación, sin tratamiento post-operatorio, por lo que el coste es mucho menor. Además, los resultados son inmediatos y en la mayoria de los casos no es necesario volver a intervenir.