La mujer perfecta para los hombres

scarlett.jpg El 81% de los hombres encuestados por la revista española Cuore prefiere una mujer con curvas, frente a una flaca; eligen un poco de panza al vientre chato; se inclinan por una cara bonita antes que por un cuerpo escultural, sin importarles la celulitis. Nada de tatuajes, músculos ni maquillaje.

Ellos son fanáticos de un trasero generoso en carne, como el de Jennifer López.
De la encuesta realizada se deduce que el hombre del siglo XXI aboga por el triunfo de la naturalidad.

De nada sirven las dietas o las interminables horas pasadas en el gimnasio y la peluquería, porque los machos de hoy se muestran indiferentes ante unos kilos de más o un poco de celulitis.

Sin embargo, se revelan inflexibles a la hora de elegir a una chica natural. Gran parte de los varones admite que admira más una mujer sin maquillar y vestida de manera informal que a una artificial y acicalada dama.

Así que mujeres del mundo, no se rompan la cabeza frente al espejo, unos jeans, una remera y unas simples zapatillas serán suficientes para deslumbrar a su enamorado.

Confiesan que un poco de panza no es algo que los tire para atrás, sino al contrario. De hecho, solamente hay que ver las redondeces de la mujer más sexy para ellos, Scarlett Johansson, Marilyn Monroe, que a día de hoy sigue personificando la sensualidad, es otro de los iconos que lucía la curva de la felicidad.

Aunque si hay algo que no soportan: a las que se tiñen. Son contrarios a mechas y tintes, decantándose por las morenas frente a las rubias. Asimismo, prefieren una larguísima melena antes que un corto. Y es que una cabellera como la de Jennifer López o Penélope Cruz hace caer las babas de la mayoría del género masculino.

Frente al cliché que asegura que la altura sí importa, los chicos insisten en asegurar que les es indiferente que ellas los superen en altura. Tom Cruise es un buen ejemplo de ello, convirtió en sus esposas a altísimas mujeres, Nicole Kidman y Katie Holmes.

No obstante, los miembros del sexo masculino se posicionan contra las mujeres musculosas, favoreciendo la feminidad. Al igual les ocurre con tatuajes y piercings, no los atraen en absoluto.

Entre una cara y un cuerpo bonito, eligen la primera y a ser posible sin adornos de ningún tipo, ni exagerados peinados, ni joyas, ni capas de maquillaje, sólo un 8 % asegura preferir a la mujer más arreglada.

Tacones, depilación y lencería

Ellos dicen ser más adeptos a las mujeres que usan tacones que a las que van en zapatos bajos, porque además de estilizar les confiere un aire sexy y coqueto.

Sostienen como verdadera su preferencia por un pecho proporcionado con el resto del cuerpo. En cuanto a la depilación, a pesar de que dicen que es más cómodo e higiénico una mujer bien rasurada, no consideran fundamental que la mujer esté perfectamente depilada para mantener relaciones sexuales.

En cambio, un 80% se muestra exigente a la hora de opinar sobre lencería, prefieren que su chica use tangas antes que bombachas. Tampoco le gustan las uñas largas o las medias de red, a las que consideran vulgares.

Leave a Reply