Ejercicios para el trasero. Pompas de diez.

pompas.jpgCuantas veces nos hemos quejado de nuestras pompis, cuantas hemos deseado que fueran más grandes, más torneadas ó firmes. La tortura de que si esta caído ó flácido. Podrás devolverle fuerza, la tonicidad y la miradas a ese gran imán de nuestro cuerpo.

Hay varias opciones para poder solucionar este problema, en esta ocasión te traemos algunos ejercios que de seguro si los realizas de manera continúa verás cambios asombrosos, un trasero perfecto.

1. Cunclillas

Este sencillo, pero eficaz movimiento es uno de los mejores ejercicios que podemos hacer para caderas, el extremo y los muslos. Hay diferentes tipos cunclillas. Uno de ellos es pararse con los pies un poco separados a lo ancho de su cadera y agacharse manteniendo espalda recta. El abdomen debe estar oprimido y las rodillas no deben sobre pasar la punta de sus dedos al momento de inclinarse. Repite este ejercicio durante 2 o 3 series de 8 a 12.

2. La escalera

Simplemente sube y baja el equivalente a 20 pisos por día (su poniendo que cada piso tienen 25 escalones). Puedes comenzar subiendo y bajando unos 500 escalones diarios, sin olvidarte de realizar tus ejercicios preparatorios o de calentamiento. Un mínimo de 2 veces por semana como para obtener un rendimiento aceptable; y 3 veces por semana para incrementar y mejorar considerablemente tanto su imagen como su forma.

3. Ataque a la cadera

Siénte como se queman tus glúteos con este ejercicio. En una plataforma o cholchoneta, acuéstate boca abajo con la cadera en la orilla de la plataforma, las piernas deben estar derechas y dedos deben descansar levemente en el piso. Aprieta los glúteos y estira las piernas hasta que estén a la altura de la cadera. Manten esta posición de 2-3 segundos, y más abajo permitiendo que dedos toquen levemente el piso. Repite este ejercicio durante 2-3 series de 8-12 repeticiones.

4. Glúteos firmes

Coloca tus codos y rodillas sobre una alfombra. Los codos están separados a la altura de los hombros, las rodillas juntas, el cuello en línea con la espalda, la mirada al suelo. Al respirar, eleva la pierna derecha lenta y controladamente y, cuando el muslo alcance la altura del glúteo, frena contrayendo fuertemente la cola. Al bajar la pierna baja con el mismo control hasta que la rodilla roce el suelo. Sin descansar, vuelve a elevar hasta cien veces en dos minutos. Repite con la otra pierna.

5. Moldeando la figura

Comienza con los pies juntos y las manos en la cintura. Da un paso al frente y flexiona la pierna de modo que tus piernas formen ángulo de 90º. Puedes aumentar la intensidad del ejercicio cogiendo unas pesas pequeñas en cada mano. Haz el mismo movimiento con la otra pierna. Repite este ejercicio durante de 3 a 4 series de 8 repeticiones alternas con cada pierna.

6. Gateando

Coloca tus codos y rodillas sobre una plataforma o colchoneta. Los codos están separados a la altura de los hombros, las rodillas juntas, el cuello en línea con la espalda, la mirada al suelo. Flexiona la pierna izquierda haciendo un ángulo de 90º y elévala en esta misma posición lenta y controladamente. Para fortalecer este ejercicio sostener una pesas pequeñas en la parte posterior de la rodilla mientras realizas este ejercicio. Al bajar la pierna baja con el mismo control hasta que la rodilla roce el suelo. Sin descansar, vuelve a elevar hasta cien veces en dos minutos. Repite con la otra pierna.

7. Giros que embellecen

Utilizando como apoyo una plataforma o una colchoneta, apoya el cuerpo boca arriba. Los brazos deben estar abiertos en forma de cruz y las rodillas juntas flexionadas a la altura del pecho. Gira lentamente la cadera hacia la derecha hasta tocar el suelo con la parte lateral de las piernas. Vuelve a la posición inicial y haz el giro hacia la izquierda. Repetir este ejercicio durante 2 – 3 series de 8 a 12 repeticiones cada uno.

8. Al aire libre: Montañismo

Si no eres muy disciplinada para hacer ejercicio en casa, pero te gustan las actividades al aire libre el excursionismo es una muy buena opción, pues quemas toneladas de calorías y trabajas tus glúteos casi sin darte cuenta. Mientras subes típicamente montañas escarpadas necesita invertir mucha energía y este ejercicio fortalece tus nalgas. Si lo haces frecuentemente y llevas una mochila, obtienes realmente resultados. Una persona de 140 lbs quema acerca de 390 calorías en cerca de una hora.

9. Montar en Bicicleta

Montar una bicicleta es bueno no solo para el corazón y sino que también trabaja los músculos en caderas y muslos. En una bicicleta inmóvil trabaje durante un tiempo máximo de 30 minutos. Una persona de 140 lbs quema 335 calorías en 45 minutos.

10. Caminar

Caminar es fácil: haces dondequiera, en cualquier momento y no requieres ningún equipo especial. No hay nada que aprender y es algo puedes incorporar todo el día. Una persona de 140 lbs quema acerca de 300 calorías una hora durante una caminata vigorosa.

Ahora solo depende de ti adquirir unas pompas de diez.

Leave a Reply